ROCKEROS CONVERTIDOS A CRISTO – MICHAEL KISKE (HELLOWEEN)

ROCKEROS CONVERTIDOS A CRISTO
MICHAEL KISKE (HELLOWEEN)

El músico alemán Michael Kiske, popular por haber sido el cantante de la banda de power metal Helloween, define su fe al expresar su hartazgo con los temas de ocultismo que tratan algunas bandas, pero, de todas formas, se rehúsa a bautizar sus producciones como white metal:

“Hay un sentimiento fuerte en la escena metalera de glorificación de la muerte, del satanismo…y no lo puedo entender. Mientras estuve fuera de la banda he estado trabajando en aspectos espirituales que me han convertido en alguien más sensible a ciertas cosas que mucha gente ni siquiera se toma en serio. Depende de cómo te tomes la vida. La gente es materialista y evita el campo espiritual. Pero yo siempre he sido alguien muy espiritual.”

Kiske mantiene convicciones muy firmes y constantemente critica el materialismo social que se aleja del terreno espiritual:

***“*Tenemos a este filósofo alemán que murió cerca del año 1900, Nietzsche, quien es el autor de la frase, «Dios está muerto.» Cada cristiano sabe que Dios estuvo muerto, pero que resucitó en Cristo. Es verdad, Dios está muerto. Está muerto en nosotros, en la raza humana. No quiero ponerme muy específico, es imposible hacerlo en una entrevista. La frase «Dios está muerto» es simplemente lo que dice la gente, cómo la gente actúa… para mucha gente, Dios ha muerto. Él no está muerto, pero es algo que nuestros tiempos materialistas predican, que Dios está muerto, hoy lo bueno es malo, ¿sabes? No buscan nada más allá de lo que pueden tocar, lo que pueden ver, solo esta religión materialista en que todos viven, incluso los que se llaman a sí mismos cristianos. Creo que es la esencia de lo que la gente piensa, de cierta forma. Si escuchas las letras completas, verás que no es algo que yo piense, sino algo que describo como un hecho de los tiempos actuales”.

michael-kiske-167477

Michael Kiske se refiere a sí mismo como cristiano en algunas entrevistas, y sus declaraciones son más que elocuentes. En cierto punto, pareció que Kiske quería hacer cristiana a la banda, pero encontró mucha resistencia y se vio obligado a dejarla. Sus letras nunca fueron tan atrevidamente cristianas (no como Stryper o Theocracy), o ¿tal vez no se le permitió hacerlas más fuertes? Incluso en una de sus canciones casi se atreve a decir «Jesucristo» pero solo dice «J.C.»